Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Nuevos apartados:

Al servicio de este pueblo.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el diario Avui, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979, traducidos al castellano.

Diario de un senador.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el rotativo Mundo Diario, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979.

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Los retos pendientes de Alexandre Deulofeu y sus soluciones según Agustí Chalaux.

«Entonces saltará el cojo como ciervo,
y la lengua del mudo lanzará gritos de júbilo.
Pues serán alumbradas en el desierto aguas,
y torrentes en la estepa,
se trocará la tierra abrasada en estanque,
y el país árido
en manantial de aguas».
(Isaías 35, 6-7).

Presentación.

En este artículo, Brauli Tamarit nos invita a conocer dos catalanes universales del siglo XX que han pasado inadvertidos, porque se han atrevido a cuestionar las corrientes de pensamiento «políticamente correctas». Pero no sólo nos introduce a sus sorprendentes biografías y a sus heterodoxas teorías, sino que busca como establecer un vínculo entre las cuestiones y las respuestas que formulan.

En un momento de crisis global, donde todos los modelos del siglo XX han quebrado, no tenemos referentes para comprender una historia que parece ir a la deriva y una política incapaz de someter los poderes fácticos que llevan el agua a su molino. La lectura de la aventura vital y intelectual de Deulofeu y de Chalaux nos abre interrogantes sobre la validez de los esquemas que han regido nuestro pensamiento colectivo sobre la historia, sobre la política y la economía, y nos muestra la necesidad de mirar más allá para formular nuevos modelos y no quedar atrapados por la mediocridad del politiqueo del día a día.

Martí Olivella.

La defensa de la paz de Alexandre Deulofeu durante la Guerra Civil del 1936-1939.

Alexandre Deulofeu (1903-1978) fue una persona polifacética: farmacéutico, químico, político, filósofo de la historia, músico, campesino experimental, albañil y poeta que diseñó una teoría cíclica de los imperialismos1 y civilizaciones que su amigo Francesc Pujols bautizó con el nombre de La Matemática de la Historia .

Alexandre Deulofeu (1903-1978).
Alexandre Deulofeu (1903-1978).

Pero ya antes de elaborar esta teoría, Deulofeu fue una persona comprometida con la paz y el entendimiento entre personas de diferente etnia y ideología.

Deulofeu, como persona de izquierdas, republicana y catalanista, escribió artículos para el rotativo figuerense L’Empordà Federal (El Ampudán Federal), polemizando con sus contrincantes políticos del otro diario de Figueres La Veu de l’Empordà (La Voz del Ampurdán).

Fue escogido regidor del Ayuntamiento de Figueres por las listas de E.R.C. y, en los días de la revuelta militar de Julio de 1936, debido a que el alcalde titular estaba desplazado a Barcelona para impartir una conferencia, fue nombrado alcalde accidental2.

Desde su nuevo cargo evitó que el pueblo armado fiel a la República se enfrontase a los militares indecisos del Castillo de Figueres3. También evitó el saqueo y destrucción de edificios religiosos y obras de arte4, además de permitir la huida hacia Francia de sus contrincantes políticos. Impulsó el Comité de la Escuela Nueva Unificada, que desarrolló una labor fecunda, anulada después por la continuación de la guerra5.

Posteriormente, se reconstituyó el Ayuntamiento de Figueres6. Como consejero participó en la transformación de la Escuela de Artes y Oficios en Escuela del Trabajo7. Desde los hechos del 3 de Mayo del 1937, volvió a la alcaldía, donde trabajó para el saneamiento de las finanzas municipales8. Después renunció a la alcaldía pasando por el cargo de Regidor de Cultura9. Fue movilizado en Septiembre del 1938 como sanitario militar10. Con la derrota republicana, el 5 de Febrero del 1939 pasó al exilio, dejando a su mujer en Figueres al frente de la farmacia familiar y cuidando sus dos hijas11.

Una vez en el exilio, fue internado dentro del campo de concentración de Perpinyà, donde sufrió las privaciones de los refugiados republicanos catalanes y españoles en Francia12. Una de las personas con quien polemizaba mediante la prensa y que Deulofeu había ayudado a huir hacia Francia cuando él era alcalde de Figueres, –mosén Barceló, un sacerdote mallorquín que además era poeta–, le devolvió el favor a él y a un grupo de compañeros, facilitándoles su liberación13.

La teoría cíclica de Alexandre Deulofeu.

Alexandre Deulofeu, influido por Oswald Spengler y Arnold Toynbee, comenzó a perfilar su teoría cíclica con su primer libro Catalunya i l’Europa futura (Cataluña y la Europa futura), editado en el año 1934 y prologado por Antoni Rovira i Virgili.

Pero fue durante el exilio que perfeccionó con más precisión esta teoría hasta que, a su regreso de Francia, decidió fundar su propio sello editorial, Editorial Emporitana, y publicar la plasmación de esta teoría a lo largo de la historia humana.

Alexandre Deulofeu hace una equiparación de los ciclos históricos a los ciclos naturales de los seres vivos. Según él, las civilizaciones o culturas tienen hasta tres ciclos de 1.700 años cada uno, aproximadamente. Estos ciclos afectan todas las vertientes de la vida humana: arte, filosofía, ciencia, política, economía, religión, etc.14.

Cada ciclo de civilización o cultura de 1.700 años comienza por una fase llamada de fragmentación demográfica, de unos seis siglos y medio de duración, donde el poder político se encuentra dividido en pequeños núcleos, pero donde se desarrolla la máxima creación artística, filosófica y científica15. Posteriormente, se produce la fase llamada de gran unificación, de unos diez siglos y medio, donde no hay nueva creación, pero donde sí se difunde esta creación precedente por todo el territorio afectado por esta cultura. Al fin del ciclo, los pueblos renuncian voluntariamente a toda manifestación del espíritu.

Las transformaciones que se producen de unas etapas a otras frecuentemente siguen un proceso oscilante, en que los avances más profundos están alternados por retrocesos que no lo son tanto. Es lo que Deulofeu llama: Ley de los dos pasos hacia delante y un paso hacia atrás16.

De los hasta tres ciclos de 1.700 años que una civilización o cultura puede tener, el primero corresponde al de imitación de la cultura precedente. El segundo ciclo es el de plenitud, donde se manifiesta la verdadera personalidad de la cultura implicada. Finalmente, en el tercer ciclo se produce una imitación del arte, la filosofía y la ciencia de los dos ciclos anteriores, después de lo cual, se olvida absolutamente la obra creadora de las generaciones pasadas17.

A lo largo de estos ciclos de civilización, aparecen los diferentes imperialismos que tienen una duración aproximada de entre cinco y seis siglos. Estos imperialismos tienen una primera fase federal18, después de la cual viene una depresión, a continuación una fase agresiva llamada absolutista, la derrota militar, la fase conservadora de plenitud y finalmente la desintegración y la muerte19.

Las profecías cumplidas de Alexandre Deulofeu.

Mientras fue perfilando su teoría, fue enunciando también una serie de predicciones que no tenían origen en revelaciones ni en capacidades paranormales, sino que estaban basadas en la propia teoría.

Ya durante su exilio, Alexandre Deulofeu expuso su parecer de que Alemania, a pesar de su escalada agresiva, sería vencida en la Segunda Guerra Mundial.

Pero una vez finalizada la guerra, anunció que, en diez años, la Alemania vencida se pondría al frente de Europa, mientras que los imperialismos francés e inglés entrarían en decadencia20.

En su libro La pau al món per la matemàtica de la història (La paz en el mundo por la matemática de la historia), Deulofeu añadió su vaticinio consistente en que, alrededor del año 2000, la Unión Soviética se hundiría21, mientras que las dos Alemanias se reunificarían.

La defensa de la paz de Alexandre Deulofeu durante la Guerra Fría.

Advirtiendo que los Estados Unidos de Norteamérica podían creerse su propia propaganda y convertir su guerra fría con la Unión Soviética en una de «caliente», Alexandre Deulofeu convenció a un general de brigada venezolano perteneciente a la OTAN, Víctor José Fernández Bolívar, para que difundiese la teoría deulofeuniana en este organismo, con el fin de convencer al bloque occidental que su enemigo caería sin lucha.

Fue así como el citado general publicó entre los años 1962 y 1964 una tesis en la Escuela Superior de Guerra de París, en parte basándose en las teorías de Alexandre Deulofeu. El libro donde publicó esta tesis recibió la consideración de texto de consulta en organismos como el Colegio de Defensa de la OTAN22.

Entre ambos pusieron su granito de arena para que la Humanidad prosiguiese más allá del fin de la U.R.S.S., continuadora según Deulofeu del imperialismo de los zares.

Las profecías pendientes de Alexandre Deulofeu: el caso de la China.

Alexandre Deulofeu dio a conocer otras predicciones, basándose en su teoría cíclica.

La que más consecuencias traumáticas puede suponer para la Humanidad, en relación al volumen de población afectado, es la crisis que puede producirse en la China.

En su primer libro de la versión más extensa de la Matemática de la Historia23 nos advierte:

«(...) estos últimos años, con una rapidez relámpago hemos visto hundirse todas las fuerzas bajo el dominio de un nuevo centro hegemónico que con su primer proceso agresivo ha realizado la conquista y la unificación de la China y continúa su agresión a Corea y a Indochina».

En el prólogo del libro resumen La Matemàtica de la Història (La Matemática de la Historia) del año 1951, página 30, afirma:

«Respecto al Asia, el imperio chino seguirá su impresionante proceso ascendente. Se amparará de todas las posesiones rusas en el Asia y solamente se encontrará frente el otro coloso, el imperio nipón, que, como el alemán, entra ahora en la época de plenitud imperial».

En el noveno libro de la versión más extensa de La Matemática de la Historia24, Alexandre Deulofeu hace una descripción de unas supuestas profecías coincidentes de la Gran Pirámide y de la Biblia, que después compara con lo que permite prever su teoría. Este noveno libro había de ver la luz poco después de su muerte, producida en 1978, y su edición se pospuso hasta el año 2005.

En la página 193 de este noveno libro de la obra más extensa de la Matemática, Deulofeu nos recuerda que la cultura china se encuentra en el final de su tercer ciclo, pero que un nuevo imperialismo chino ha iniciado su proceso agresivo, y después de reunificar toda la China amenaza con desbordarse hasta llegar a las tierras de Israel y el mar Muerto. Fruto de este desbordamiento se produciría un choque destructivo entre Alemania, tutora d’Europa, y este núcleo imperialista chino.

También Juli Gutiérrez Deulofeu, nieto del anterior y defensor del pensamiento de su abuelo, nos advierte de este peligro en su libro Alexandre Deulofeu. La matemàtica de la història (Alexandre Deulofeu. La matemática de la historia)25.

En la página 136 Juli Gutiérrez cita la socióloga Valerie Hudson que calcula que, de seguir así, en el año 2020 en la China habrá más de 40 millones de chinos varones sin pareja, generando violencia, delincuencia y crimen organizado.

Seguimos en la página 137, donde describe los datos de la situación interna en la China:

«Los analistas cifran en más de 200.000 los conflictos laborales que se producen en la China desde el fin de la década de los 90. Conflictos que se agravan a medida que aumentan las diferencias entre ricos y pobres. Estas diferencias sociales son mucho más grandes en una China que todavía se llama comunista, que en ningún país capitalista occidental. Hasta el punto que actualmente en la China existen más de 10 millones de esclavos, es decir, personas que reciben comida a cambio de su trabajo, pero no reciben ningún salario. Pero todavía es peor la situación de los 40 millones de desocupados que vagan por las calles de las principales ciudades del nordeste del país buscando una oportunidad para poder sobrevivir. De hecho pocas oportunidades tendrán, ya que se prevé que antes del 2007 el número de parados se multiplique por tres».

Juli Gutiérrez sigue y nos recuerda:

«Para evitar que se produzca un estallido social de consecuencias imprevisibles, tal y como hicieron el resto de imperios, la potencia china irá a buscar afuera aquello no puede conseguir en su casa. Lo anunció Deulofeu; la realidad interna del país le da la razón. La catástrofe es inminente»26.

El caso de los Estados Unidos de Norteamérica.

Alexandre Deulofeu afirmó que los Estados Unidos de Norteamárica constituyen un imperialismo en su fase federal, donde la sociedad está dividida entre capitalistas y proletarios, estas últimas expresiones utilizando la terminología de Deulofeu.

Así, Deulofeu escribe:

«(...) Hoy los E.E.U.U. han llegado al momento culminante de su esplendor y gloria propio del final del primer proceso agresivo. En estos momentos los imperios dan la sensación de ser invencibles, y lo serían, en efecto, si no levasen dentro de ellos mismos el germen de la desintegración y de la catástrofe. ¿Qué le va a pasar, al imperio americano? Ni más ni menos que lo que ha pasado en los otros imperios en el momento equivalente. Los síntomas son perfectamente visibles. De una parte, la acumulación de las riquezas en manos de una clase; de otra, el descontento de la clase trabajadora. Éstas son las circunstancias que hasta hoy han conducido todos los imperios a la lucha violenta de clases y han determinado la caída de todos en manos de un dictador a la entrada en la fase unitarista. Hoy son bien visibles los caminos que conducen al gran imperio americano por estas vías peligrosas. Las innumerables huelgas nos muestran la separación que hay entre el capital y el trabajo en los E.E.U.U. El odio entre capitalistas y obreros se irá acentuando y conducirá fatalmente a la lucha armada. Aprovechando una guerra exterior, el proletariado americano se levantará contra la clase dirigente, como lo hizo el proletariado alemán durante la guerra 1914-1918. Entonces la gran potencia americana experimentará desgracias infinitas. Se verán los horrores de la revolución francesa multiplicados por algunas cifras en proporción a la numerosa población americana. Sobrevendrá una gran depresión seguida de una invasión exterior. Habrá años de destrucción, de agotamiento y de pugna entre las facciones rivales. Este estado conducirá a la implantación de un poder absoluto y de nuevos sueños de conquista y de hegemonía universal. En consecuencia, habrá una nueva tragedia para la Humanidad»27.

Aquí describe una depresión que puede conducir a los EUA a una triple guerra civil: por clases sociales enfrentadas, por etnias enfrentadas y por líderes enfrentados. Es el equivalente a la Guerra de Sucesión en el imperialismo español o la Revolución francesa en el imperialismo francés. De este enfrentamiento, una facción resultaría victoriosa, establecería un Estado sobre bases unitarias y iniciaría una expansión agresiva absolutista, –el equivalente al Napoleón francés o el Hitler alemán–, que se detendría con una derrota militar que disuadiría este imperialismo de conquistar todo el mundo, para entrar después en la fase de plenitud de dicho imperialismo, de carácter paternalista, donde se limitaría a conservar las posesiones que ya tiene.

El caso del imperialismo español.

En el año 2029, el imperialismo español cumplirá 550 años de su existencia28. Se ha de tener en cuenta que 550 años es la duración media de todo imperialismo, según Deulofeu, pero la situación de este territorio dentro del ciclo de civilización todavía está dentro de la fase de gran unificación, precisamente en el momento de máxima despersonalización del ser humano29. Esto hace previsible una falta de entendimiento entre las diferentes naciones de las Españas, que dejarán de depender del cuerpo imperialista al cual todavía están adosados para pasar a formar parte de una Europa bajo el paraguas alemán.

Haciendo un esfuerzo de previsión, es evidente que, con la buena voluntad de cada parte, pueden practicarse diferentes tipos de soluciones con tal que estos posibles conflictos citados, que la teoría cíclica de Alexandre Deulofeu permite prever, tengan unas mínimas consecuencias perniciosas. Pero en este texto trataremos, a continuación, sobre como podrían resolverse de acuerdo con las informaciones proporcionadas por el propio Alexandre Deulofeu y, además, utilizando el modelo político, económico y social de Agustí Chalaux de Subirà.

Agustí Chalaux y Horace Finaly.

Agustí Chalaux de Subirà (1911-2006) fue un adolescente inquieto que a los catorce años asistió a una conferencia titulada El rol de los banqueros en la sociedad, en la cual el orador era el banquero Horace Finaly, presidente de la Banca Nacional de París y los Países Bajos (Paribas).

Agusti Chalaux (1911-2006).
Agustí Chalaux (1911-2006).

En el turno de preguntas Agustí Chalaux pidió la palabra y al finalizar el acto Finaly atendió personalmente el joven Agustí.

Durante catorce años, ambos se encontraron en el domicilio del banquero y, éste, le explicó hechos, conocimientos, e informaciones del desconocido mundo interno de su oficio.

Tres años después de aquel primer encuentro, en una de las entrevistas periódicas, ocurrió un hecho capital, relatado por el propio Agustí:

«La cita era a las ocho y media de la tarde en el despacho de Finaly. Al llegar, un atento servidor me hizo saber que a monsieur Finaly le sabía muy mal no poder atenderme inmediatamente, porque tenía una reunión importante. Me pedía que le quisiera esperar en la biblioteca.

En primer lugar me entretuve consultando libros. Después me senté en la su mesa-despacho y maquinalmente fui confirmando que había cajones abiertos. La inquietud de lo profundo del alma no impidió mi osadía de remover los cajones. Todo estaba muy ordenado en carpetas bien tituladas, unas más interesantes que otras. Mi astucia de adolescente tomaba precauciones para conservar el orden de las carpetas. En el fondo del cajón de abajo del todo encontré una carpeta confidencial. Leí su contenido sin entender gran cosa. Era bastante nuevo para mí. Se trataba del informe de una reunión importante celebrada en París en el año 1919. Recuerdo que los componentes exclusivos de la reunión eran J. P. Morgan, sir Henry Deterding y Finaly como anfitrión. En la reunión participaban ellos solos, pero, a veces, llamaban a diferentes expertos, el nombre de los cuales no recuerdo, y les pedían aclaraciones. Aquello que más me interesó fue un resumen que había al final.

El resumen contenía dos puntos:

Primero. Según los expertos, pero también según la opinión general de los grandes economistas de antes y de durante la guerra de 1914, las existencias de oro solamente permitían de cubrir los gastos bélicos durante tres meses. Para superar esta dificultad los banqueros internacionales habían sugerido a los gobiernos el abandono de la convertibilidad en oro de los respectivos papeles-moneda, al menos en el interior de cada Estado.

Segundo. Si el papel-moneda, desvinculado del oro, que se había preconizado y realizado durante la guerra, era ahora, una vez finalizada, racionalizado, permitiría a los banqueros internacionales y a los responsables de las clases poderosas –según los expertos– ganar más dinero que si se mantenía la moneda desinformativa y anónima vigente entonces y hasta hoy.

Conclusión. La decisión de los reunidos fue que no les interesaba racionalizar los papeles-moneda escriturales irracionales vigentes porque, primero, de dinero ya tenían suficiente y, segundo, el papel-moneda irracional actual les permitía el juego (sucio) de la plutarquía mundial.

Mientras estaba sumergido en la lectura apasionada de este informe recibí una bofetada mayúscula que me tiró al suelo. Durante un rato no supe qué me pasaba. Después, Finaly, cambiando de actitud, me ayudó muy gentilmente a levantarme y me pidió perdón. Me hizo ver mi indiscreción ante la confianza que me había demostrado al dejarme solo en su biblioteca con los cajones abiertos. Me iba diciendo que ni un criado suyo hubiese osado hacer aquello que yo había hecho. (Lo dudo, pero seguramente él tenía más espías en casa de los demás que a la inversa).

Después del incidente fuimos a cenar. Nadie no conoció nada del rapapolvo de Finaly. Durante la cena me pidió qué había entendido del informe.

Le dije que prácticamente nada.

La palabra que más me ha llamado la atención es «plutarquía».

Poco a poco –dijo– te lo iré explicando.

Aquel día no me explicó nada. Después caería en la tentación de expansionarse conmigo a propósito de todos estos temas tan embriagadores. Tuvo el gusto de abrir su cerebro más recóndito a un adolescente sediento que, en una oscura intuición, había adivinado la importancia de unos conocimientos mantenidos ocultos por esta casta superior de los grandes banqueros. Finaly me abrió la cabeza con una hacha (...).

Apasionado por todos estos descubrimientos empecé a estudiar Ciencias Económicas en París. Finaly tomaba con cierta mofa los problemas que me suscitaban los estudios, ya que consideraba muy poco científicos los conocimientos económicos que impartían en la universidad.

Aconsejado por Finaly y cumpliendo el deseo de mi padre me matriculé en la Escuela de Química de Mulhouse. En esta escuela me estropearon toda la retórica, toda la manera de pensar idealista que yo tenía. Me hicieron decir: los fenómenos se estudian con un método preciso, independientemente de tus creencias éticas, de los ideales transcendentes, de las ideologías y de las pasiones que tengas. Un fenómeno es un fenómeno, una cosa objetiva que se puede estudiar y documentar. Cuando te centras en el estudio de un fenómeno no has de hacer otra cosa que esto. La lógica sirve para estudiar los fenómenos y para nada más. La lógica es un campo de concentración: que entras y sales cuando quieres (no como la religión). Cuando sales de la lógica haz lo que quieras, para la vida corriente no sirve para nada. Esta instrucción básica me ha servido de mucho.

El descubrimiento de este método científico, preciso y riguroso, aplicado a los fenómenos físicos y químicos, me permitió comenzar a enfocar el estudio de los fenómenos sociales y económicos con parecidos precisión y rigor»30.

Agustí Chalaux y Lluís Maria Xirinacs.

Agustí Chalaux vivió sus experiencias políticas primero dentro del mundo del catalanismo de izquierdas y después dentro del movimiento libertario, donde comprobó, en los hechos revolucionarios del año 1936 en Cataluña, la inutilidad de los ideales si no van acompañados de soluciones precisas y rigurosas.

Ante la ocupación soviética de Hungría en 1956, Agustí se convenció de la inutilidad de la violencia revolucionaria debido a que con la violencia el Estado es prácticamente indestructible porque tiene todos los medios para mantenerse.

En los años 1979 y 1980 tomó contacto con el ex-senador Lluís Maria Xirinacs, y le convenció de estudiar un nuevo modelo político, económico y social alternativo al capitalismo y al comunismo. Xirinacs abandonó la política activa y con antiguos seguidores suyos y otras personas más, crearon, juntamente con Agustí Chalaux, el Centro de Estudios Joan Bardina, tomando el nombre del pedagogo innovador Joan Bardina i Castarà.

Lluis Maria Xirinacs (1932-2007).
Lluís Maria Xirinacs (1932-2007).

Precedentes históricos del modelo de Agustí Chalaux.

El modelo elaborado por Agustí Chalaux, Lluís Maria Xirinacs y su equipo pretende mantener las libertades individuales y a la vez asegurar una mínima subsistencia material para todas las personas, proponiendo un régimen de transparencia económica que dificulte al máximo la corrupción, utilizando el recurso de la telemática, sin que el uso de ésta degenere en una tiranía totalitaria.

La idea inicial se basa en la constatación que, en el tiempo de las ciudades-estado de los primeros sumerios, había un mercado basado en templos que hacían la función de banco, regidos por sacerdotes-banqueros. Los habitantes llevaban sus productos al templo-banco para cambiarlos por unidades monetarias que quedaban registradas por varios procedimientos, entre ellos tablas de arcilla. En estas tablas de arcilla, precursoras de la escritura, constaban los nombres del vendedor y comprador, las mercancías y las unidades monetarias utilizadas.

Tabla del III milenio a. C. de una poblacion de Siria.
Tabla del III milenio a. C. de una población de Siria.

Según la tradición platónica oral de los grandes banqueros, que Agustí Chalaux aprendió de su mentor Finaly, este sistema dio nombre a una edad de oro, donde la moneda no era de oro ni de plata y donde imperaban la paz y la responsabilidad.

El dominio de las aleaciones y la posterior invención de la moneda metálica, radicalmente anónima, que permite el juego sucio, la especulación y la corrupción, permitieron al rey Sargón I de Akkad eliminar el anterior sistema basado en las tablas de arcilla e iniciar una carrera de imperialismos sucesivos que ha llegado hasta nuestros días. Los imperialismos y la corrupción económica hicieron a la vez su aparición.

El modelo político, económico y social de Agustí Chalaux.

Se trata de volver a implementar un sistema de transparencia informativa mercantil como el practicado por los antiguos sumerios, dejando de usar las actuales monedas y billetes anónimos, pero con los recursos técnicos que ofrecen los sistemas telemáticos modernos.

En este sistema, toda transacción mercantil se produce mediante un contrato llamado factura-cheque, donde constan los datos del vendedor, comprador, mercancías y unidades monetarias utilizadas. Esta factura-cheque deja prueba jurídica de su intercambio31.

Factura-cheque.
Factura-cheque.

Estas transacciones se registran mediante un conjunto de redes telemáticas de titularidad comunitaria, bajo el control de una justicia independiente de los diferentes órganos políticos ejecutivos y legislativos32.

Para garantizar la independencia de la Justicia, ésta recibe y administra automáticamente un porcentaje fijo de todos los presupuestos ordinarios y extraordinarios del Estado. Con este sistema telemático, los datos estadísticos de todo el mercado están a disposición de todos sus agentes33, mientras que los datos personales están solamente a disposición de la misma persona y de la Justicia en el caso de abrirse un proceso que la relacione34.

Con tal de garantizar la subsistencia de todos los individuos del mercado, se propone que se establezca un sistema de rentas automático35. Esto puede suponer una renta básica o salario social para toda persona individual que no dispone de ningún ingreso, con tal de eliminar la miseria material.

Para asegurar este sistema de rentas, se enuncia una hipótesis de trabajo llamada del bien común mercantil según la cual, de aplicarse este sistema económico más científico, se ha de poder verificar o desmentir la existencia de una riqueza comunitaria originada por los inventos que ya no tributan derechos de patente, generadores de unos excedentes de producción que permitirían inventar el dinero necesario para la adquisición de estos mismos excedentes, sin crear inflación36.

De verificarse esta hipótesis, Agustí Chalaux afirma que la culminación su modelo se produciría el día que las rentas comunitarias diesen más de si que el propio mercado privado, momento en que se produciría lo que él llama comunismo libertario.

Por razones de prudencia económica, se mantienen unos impuestos mínimos a la espera de la verificación o el desmentido de esta hipótesis, a cargar en cada factura-cheque37. Además de un impuesto sobre la propiedad privada del suelo38.

Sin resumirlo del todo, en el resto del modelo diseñado por Agustí Chalaux y su equipo hay una serie de medidas destinadas a evitar una concentración de poder, como una radical separación de los ejecutivos y legislativos del Estado39. También determina la inclusión de cada persona individual dentro de uno solo de los estatutos siguientes a escoger: mercantil, comunitario-liberal o mixto-artesano40, donde los miembros del estatuto comunitario-liberal (como los maestros, abogados o terapeutas) pueden ofrecer gratuitamente sus servicios, remunerados con rentas de origen comunitario41.

Cuando Alexandre Deulofeu nos advierte de los graves peligros que puede sufrir la Humanidad y el planeta entero, peligros que pueden provocar un retroceso significativo en nuestro grado de evolución tecnológica, estos posibles hechos podrían frustrar el deseo de Agustí Chalaux que la telemática nos ofrezca una herramienta para establecer una economía basada en la transparencia y que haga mucho más difícil la corrupción, el juego sucio y los abusos de poder.

El modelo de Agustí Chalaux aplicado a la China.

Agustí Chalaux decía sarcásticamente: «A mi no me molestan los ricos, me molestan los pobres. Y con los pobres hay dos soluciones: o bien se matan o bien se les da dinero, con lo cual dejan de ser pobres y compran en las tiendas de los ricos».

Ante la crisis que puede sufrir la China como consecuencia de la incapacidad de suministrar productos básicos la mayor parte de su población, una solución ejemplar es la ayuda de los pueblos que producen excedentes de alimentos aceptables para los chinos y otros productos básicos hacia la población indigente de los diferentes pueblos de la China.

Esta solución plantea un primer problema. Esta avalancha de excedentes que ha de abastecer la gente parada e indigente de la China, puede verse interrumpida y no llegar a su destino, como se ha producido en muchos envíos de ayuda de los pueblos de los Estados llamados del Primer Mundo, hacia los pueblos de los Estados llamados del Tercer Mundo, por la acción perversa de algunos intermediarios, especuladores o funcionarios corruptos.

Aplicando un sistema monetario telemático que sea de uso obligatorio y gratuito que incluya la China, –atendiendo el nivel tecnológico avanzado que dispone esta sociedad–, se puede saber automáticamente cuales son las personas que no tienen ingresos. Se puede inventar entonces el dinero necesario con tal que, suministrado bajo la forma de una renta básica, estas mismas personas pobres puedan comprar los excedentes, generando beneficios para los tenderos finales, los intermediarios y los mismos productores que generan estos excedentes.

Con un sistema de rentas de este tipo se puede hacer frente a esta anunciada crisis de recursos hasta que los mismos chinos puedan recurrir a sus propias fuentes de producción.

El modelo de Agustí Chalaux aplicado a los EUA.

Ante la previsible crisis que anunció, Alexandre Deulofeu afirmó la necesidad que los EUA pasen de su fase federal a su fase unitaria con el menor descalabro posible.

Entre una fase y la otra, puede producirse una guerra civil ya citada antes y que hará falta evitar. Ya Alexandre Deulofeu afirmó que el ser humano se ha caracterizado por modificar las leyes de la naturaleza en favor suyo y que, por lo tanto, también puede modificar las propias leyes deulofeunianas, una vez estas leyes son conocidas por el ser humano:

«Ahora bien, si comparamos el proceso humano con el de los animales irracionales, observaremos una diferencia fundamental consistente en el hecho que éstos no saben salir de su determinismo, mientras que el hombre lo rompe constantemente. Los gatos y los perros, desde tiempo inmemorial, se defienden con las uñas o con los colmillos, y en cambio el hombre modifica en cada momento sus medios de defensa. Análogamente, los animales desde sus orígenes se trasladan de lugar sobre las uñas, mientras que el hombre ha descubierto otros medios de locomoción. Con las plantas pasa un fenómeno parecido. Consideradas colectivamente, irán continuando su ciclo evolutivo de idéntica manera a través de los siglos, mientras no se modifique el sistema solar, pero el hombre, a medida que ha ido descubriendo las leyes de la Naturaleza, ha modificado su forma de vida y ha progresado. En consecuencia, ¿por que no ha de progresar el hombre desde el punto de vista colectivo el día que descubre las leyes que rigen la vida de las colectividades?»42.

Deulofeu propuso, entre otras medidas, la cesión de las grandes fortunas de los EUA al Estado, el paso a una estructura unitaria con un gobierno fuerte y el abandono de las ambiciones de conquista para que se produzca el paso de un sistema al otro43.

El establecimiento del modelo de Agustí Chalaux en una sociedad tecnológicamente avanzada como la de los EUA, permite establecer un sistema económico mucho más científico y racional que los actuales, sin el recurso a la estatalización de las grandes fortunas, pero sí estableciendo un mercado libre y a la vez transparente, donde se permite un conocimiento preciso de los datos estadísticos del mercado al alcance de todos, haciendo que las redes monetarias telemáticas y la capacidad de inventar dinero, esta última hasta ahora en manos de una institución privada como la Reserva Federal, sean a partir de este momento de titularidad comunitaria-pública.

Los sectores sociales sin ingresos en el interior mismo de los EUA pueden entonces beneficiarse de las rentas para adquirir los excedentes de productos básicos, eliminando la miseria material y alejando así el fantasma de la guerra civil.

Los pueblos del antiguo Imperialismo español.

Tanto Alexandre Deulofeu44, como Agustí Chalaux45, como el discípulo de este último Lluís Maria Xirinacs46, son partidarios de la estructura confederal de organización política para resolver las diferencias entre todas las naciones y pueblos de la Tierra.

Una vez sabido que el imperialismo español, tal como lo conocemos, tiene una fecha aproximada de vigencia de cinco siglos y medio, podemos ahorrarnos los conflictos inherentes a esta caducidad permitiendo que los diferentes pueblos ibéricos que quieran entren, pacíficamente y con voz propia, como estados de pleno derecho dentro de las instituciones europeas.

Como dijo Deulofeu en el capítulo XIXè y último de su primer libre Catalunya i l’Europa futura (Cataluña y la Europa futura): «en la Europa futura existirá una Sociedad de Naciones verdadera, que imposibilitará los conflictos armados internacionales»47.

Alexandre Deulofeu ya nos informa que el devenir natural de los pueblos es la alternancia entre etapas creativas de fragmentación y etapas de gran unificación donde no hay nueva creación, pero donde se transmite la creación de las etapas anteriores. La estructura confederal con su flexibilidad permite, pues, el paso pacífico, pero necesario, de esta evolución natural de una etapa a la otra y viceversa, en cada uno de los lugares donde estos cambios se producen.

La culminación del proceso político planetario se producirá finalmente con la Confederación Mundial, donde todas las naciones de la Tierra, sin excepción, mantendrán su libertad, pero hermanadas en un proyecto político común que alejará el espectro de la guerra de la faz del planeta.

Hay suficientes alimentos para todos.

Des de los tiempos del economista Thomas Robert Malthus (1766-1834), una de las más grandes preocupaciones de los demógrafos, es el crecimiento de la población mundial y la posibilidad que no haya suficientes alimentos en nuestro planeta para todos sus habitantes.

Malthus afirmó que el crecimiento de la producción de alimentos seguía una proporción aritmética, mientras que el crecimiento de la población en su tiempo, seguía una proporción geométrica. De seguir así, el número de seres humanos sobre la Tierra podía llegar a ser excesivo para su capacidad de producir alimentos.

En el año 1929, Warren Thomson48 y otros posteriormente detectaron que en los estados más desarrollados se producía un modelo de transición demográfica, donde los países pasaban de una situación con altas tasas de natalidad y mortalidad, a una situación de natalidad y mortalidad bajas, fruto de su desarrollo económico.

Este modelo de transición demográfica se ha ido extendiendo a otros estados, con la característica que estos últimos van acelerando las etapas en relación a los primeros que han llegado. La previsión es que, de seguir sin grandes descalabros, la población mundial se estabilice hacia el año 2050 aproximadamente.

Además, el equipo del doctor en Agroecología Peter Rosset nos demuestra que el territorio de cada estado es suficiente para producir los alimentos que necesita su gente, incluso en los estados más poblados. De hecho, producimos el doble del que se necesita. Él propone, para esto, distribuir bien lo que se produce, no usar tecnologías que vayan contra el medio ambiente, potenciar las fincas pequeñas, pues son en realidad las más productivas y respetar la soberanía alimentaria de cada estado49.

En esta buena distribución de los alimentos, la solución ya citada, propuesta por el equipo de Agustí Chalaux, puede convertirse en una herramienta muy eficiente.

La explotación intensiva de los mares y océanos.

Aparte de las propuestas de soluciones de los autores citados, la necesidad de nutrir de alimentos la Humanidad, puede verse todavía más asegurada con la explotación intensiva de nuestros mares y océanos.

En el Paleolítico, el ser humano vivía de su labor de cazador, recolector y carroñero en tierra firme. La revolución neolítica estableció el paso a una explotación de la tierra basada en la agricultura y la ganadería.

Actualmente, todavía los humanos aplicamos mayoritariamente un sistema similar al del Paleolítico para explotar nuestros mares, basado en la pesca y la recolección. Se trataría, pues, de dejar de depredar los vegetales y animales salvajes de los mares, para establecer amplias zonas de cultivo de especies vegetales y de crianza de especies animales marinas, dejando el resto de las aguas a los ecosistemas naturales.

Con estas soluciones podríamos resolver el abastecimiento de alimentos de los seres humanos sin extinguir los ecosistemas naturales, hasta que todos los pueblos de la Tierra hayan cumplido su modelo de transición demográfica y se estabilice la población humana sobre el planeta.

No hace falta, pues, pensar que hemos de dejar que los posibles conflictos previstos por Alexandre Deulofeu nos sean útiles para provocar una disminución de la población mundial y así permitir a la larga su mantenimiento.

Reciclaje, energías renovables y respeto a los ecosistemas.

Muchas voces nos advierten de la necesidad de una transformación de los sistemas productivos y de consumo de los seres humanos en virtud de unos factores ecológicos.

Un primer factor necesario es el reciclaje de la materia. Si los humanos tenemos en cuenta todos los ciclos de la materia a la hora de producir y consumir, producimos solamente productos reciclables y reciclamos toda la materia de deshecho, entonces desde el punto de vista material no nos acabaríamos nunca el planeta.

Un segundo factor es la utilización exclusiva de energías renovables. Si los humanos utilizamos solamente energías renovables, dejamos de usar las energías llamadas fósiles y las energías de tipo nuclear, y establecemos el uso de las energías llamadas libres en el caso que éstas muestren su eficacia, entonces, desde el punto de vista energético, viviríamos también en una abundancia ilimitada50.

Un tercer factor es el respeto a los ecosistemas naturales. Tanto en tierra firme como en los ríos, mares y océanos, los seres humanos hemos de respetar los ecosistemas naturales que permiten también nuestra propia subsistencia.

Un sistema económico más científico y responsabilizador como el enunciado por Agustí Chalaux, puede facilitar decisivamente la aplicación progresiva de estos requisitos ecológicos citados. Pero el mismo Agustí nos advierte:

«Ahora bien, a fin de que las relaciones del hombre con la naturaleza cambien de sentido, pasen de la actual orientación posesiva y destructiva a una orientación de respeto y admiración, hace falta un cambio radical de mentalidad, que requiere tiempo y que no puede improvisarse por ley. Es aquí que las estructuras sociales libertarias pueden ayudar a acelerar el proceso. Una sociedad clara y transparente, monetariamente responsabilizada, con mucho tiempo libre, con abundancia productiva y con una gran solidaridad comunitaria hacia los que la necesiten, es una sociedad que no pone trabas a las ideas, a los experimentos sociales, que no condiciona las mentalidades sino que las deja libres y las ayuda en sus iniciativas y que, por tanto, promueve la mutación y la transformación social»51.

A la vez, la aplicación de estas soluciones técnicas citadas en último lugar, facilitarían la culminación del modelo económico de Chalaux hacia el llamado por él comunismo libertario.

Conclusión.

Alexandre Deulofeu, con su teoría, nos advierte de unos posibles peligros y con su labor activa por la paz, nos da ejemplo. Agustí Chalaux y su equipo, paralelamente, nos dan una herramienta con su modelo.

Con esta herramienta y las soluciones expresadas, podemos superar con éxito estos retos, demostrando, con este enderezamiento del rumbo de los humanos, hasta ahora egoísta a corto plazo, que merecemos continuar existiendo. A continuación, podremos hacer ascender nuestro planeta y la Humanidad en el camino de la evolución colectiva.

Brauli Tamarit Tamarit.
Barcelona, a lunes 8 de marzo del 2010.

Agradecemos desde aquí su labor a las personas que han hecho enmiendas y correcciones a este documento.


En formato «pdf» activo.

Texto extraído de la página web:
http://deulofeu.org/Opinions/Alexandre_Deulofeu_-_Deulofeu_Chalaux_-_Marti_Olivella_-_Brauli_Tamarit_castellano.htm

Alexandre Deulofeu web: http://deulofeu.org.

Notas:

1En este texto usaremos, en lugar de la expresión imperio, utilizada por Deulofeu, el termino imperialismo propio del vocabulario utilizado por Agustí Chalaux. Este último defiende un lenguaje lo más unívoco posible en el estudio y aplicación de las ciencias sociales. Dejamos intactas las citas textuales. Según Chalaux, los imperios están libremente constituidos por las naciones que se congregan buscando amparo, protección... mientras que los imperialismos están forzadamente constituidos por naciones sometidas a la más fuerte. Según Chalaux, la mayoría de lo que llamamos históricamente imperios, son de hecho imperialismos.

2Alexandre Deulofeu, Memòries de la revolució, de la guerra i l’exili (Memorias de la revolución, de la guerra y el exilio), volumen 1, página 14.

3Ibídem, página 15.

4Ibídem, página 16.

5Ibídem, página 22.

6Ibídem, página 23.

7Ibídem, página 25.

8Ibídem, página 30.

9Ibídem, página 35.

10Ibídem, páginas 43-44.

11Ibídem, página 110.

12Ibídem, página 116.

13Ibídem, página 126.

14(Alexandre Deulofeu, Naixement, grandesa i mort de les civilitzacions, (Nacimiento, grandeza y muerte de las civilizaciones) página 61, edición catalana del 1970.

15Ibídem, página 81.

16Ibídem, página 90.

17Ibídem, página 61.

18Que podemos llamar imperio si es libremente constituida.

19Ibídem, página 121.

20Alexandre Deulofeu, La Matemàtica de la Història (La Matemática de la Historia) libro escrito en el año 1948, publicado en el año 1951 y basado en una obra más extensa acabada en el año 1945)

21Página 196.

22Víctor José Fernández Bolívar, Los principios Matemáticos-Históricos y la Evolución de la Libertad.

23Nacimiento, grandeza y muerte de las civilizaciones, página 204, año 1956.

24Alexandre Deulofeu. Les cultures irano-sumèria-caldea, hitita i egípcia (Las culturas irano-sumeria-caldea, hitita y egipcia).

25Llibres de l’Índex / Neopàtria, 2004.

26Juli Gutiérrez Deulofeu, Alexandre Deulofeu. La matemàtica de la història (Alexandre Deulofeu. La matemática de la historia), página 137.

27Alexandre Deulofeu, La matemàtica de la història (La matemática de la historia), primera edición del año 1951, segunda edición del 1967, páginas 203 y 204.

28En el año 1479 es cuando los Reyes Católicos fueron a la vez reyes de sus respectivos reinos.

29Alexandre Deulofeu. Naixement, grandesa i mort de la civilitzacions (Nacimiento, grandeza y muerte de las civilizaciones), página 127.

30Agustí Chalaux, Notas autobiográficas.

31Magdalena Grau Figueras, Agustí Chalaux de Subirà, Assaig sobre moneda, mercat i societat (Ensayo sobre moneda, mercado y sociedad) edición del año 2000, capítulo 4, apartado 1, página 69.

32Ibídem, capítulo 6, páginas 89-90.

33Ibídem, capítulo 13, apartado 2, página 139.

34Ibídem, capítulo 6, página 90.

35Ibídem, capítulo 14, apartado 4, página 151.

36Ibídem, capítulo 22, páginas 226-227.

37Ibídem, capítulo 7, página 93.

38Ibídem, capítulo 14, apartado 5, página 155.

39Ibídem, capítulo 11, página 124.

40Ibídem, capítulo 10, páginas 117-118.

41Ibídem, capítulo 16, apartado 3, página 182.

42Alexandre Deulofeu. La Matemàtica de la Història (La Matemática de la Historia) página 213, primera edición del año 1951, segunda del año 1967.

43Ibídem, página 34.

44Libro Catalunya i l’Europa futura (Cataluña y la Europa futura).

45Libro Assaig sobre moneda, mercat i societat (Ensayo sobre moneda, mercado y sociedad).

46Lluis Maria Xirinacs. Constitución, paquete de enmiendas.Durante el Senado constituyente de los años 1977-1979 en el Estado español, el equipo del senador independiente por Barcelona Lluís Maria Xirinacs, recogiendo también propuestas de origen popular, planteó una constitución confederal para las Españas, texto que se publicó en catalán y en castellano en los libros Constitució, paquet d'esmenes y Constitución, paquete de enmiendas, respectivamente. En estos libros muestra su proyecto de constitución comparado con el texto saliente del Congreso de Diputados, que no es exactamente el texto final votado en referéndum. Fracasado este intento, Xirinacs defendió la independencia de los Países Catalanes respecto España, Francia e Italia, pero continuó defendiendo el modelo confederal aplicado a todos los niveles políticos, incluyendo los continentes como Europa, y el Mundo entero. Es entonces cuando reivindica un árbol de asambleas constituido de abajo a arriba, desde los individuos, pasando por las diferentes naciones vernáculas, como los Países Catalanes, hasta las asambleas europea y mundial.

47Página 300.

48W. S. Thompson. Population. American Sociological Review 34 (6): 959-975.

49Peter Rosset, Doce mitos sobre el hambre, Icària, citado en el artículo de Ima Sanchís. Todo país puede alimentar su gente. La Vanguardia. Sábado, 16 de abril del 2005. La Contra, página 76.

50Ejemplo: informe de Greenpeace Renovables 2050, del 23 de Noviembre del 2005, citado en los artículos de prensa: Àngela Rodríguez. Catalunya té energia neta en abundància (Cataluña tiene energía limpia en abundancia). Metro Directo. Miércoles, 23 de Noviembre del 2005 y Renovarse o agotar la naturaleza. Metro Directo. Viernes, 25 de Noviembre del 2005.

51Magdalena Grau Figueras, Agustí Chalaux de Subirà, Assaig sobre moneda, mercat i societat (Ensayo sobre moneda, mercado y sociedad), edición del año 2000, capítulo 18, apartado 3, página 204.


Enlaces relacionados:

Kaissa Ould Braham: «La represión del gobierno español en Cataluña repercute en la Cabilia».

Josep Jover: «El TC está por debajo del Tribunal de Luxemburgo».

Bardo Fassbender: «Si entendemos Europa como una federación cambiar una frontera interna no debería ser complicado».

Referendum. ¿Qué pasará?

Kosovo no violó el derecho internacional cuando declaró su independencia de Serbia.

Deulofeu y la paz.

Deulofeu no hará nuestra labor.

Suso del Toro: «El proceso soberanista es lo más moderno de toda Europa».

El derecho de libre determinación de los pueblos en los tratados internacionales y en el Estado español.

Pedro Ignacio Altamirano: «Queremos proclamar la República andaluza este 2017».

¿Qué pasaría si todo el mundo hiciéramos como los catalanes?

Alexandre Deulofeu: «¿Cómo llegaremos a la confederación universal?».

La piràmide política planetària.

Imaginemos la Península Ibérica ocupada por los franceses.

9N, el vaso medio vacío o el vaso medio lleno.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto