Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Nairobi.

18 de Enero 2007. Nairobi, Kenia.

Sorprende la occidentalidad del centro de la ciudad.

Sólo el color de sus gentes revela que Nairobi no es Europa…Después descubriríamos que existe otro Nairobi, el de las gigantescas fabelas acorralando lujosos campos de golf protegidos por vallas electrificadas que recordaban a las prisiones de alta seguridad de las películas norteamericanas…El olor de la miseria no se puede cercar…Paradojas inquietantes pensé.

Elena Giorgianni, una cooperante italiana que nos acompaña, ha trabajado cuatro meses en la zona, cálida y dicharachera, nos cuenta que Kenia está considerado por las potencias del primer mundo un país estratégico en la región. Las agencias de la ONU y numerosos organismos multilaterales tienen sus sedes africanas en Nairobi.
Después de pasar la mañana en el Keniata International Conference Center resolviendo las diligencias de nuestras acreditaciones para el Foro salimos de Nairobi buscando campo abierto. El mito de África desertificada y árida se resquebraja en Kenia.

En los lindes de las destartaladas carreteras hay pequeños viveros cuajados de flores. Se siente que es una tierra muy fértil, donde las semillas alcanzan rápida plenitud. Sorprende la exhuberancia de su paisaje, el intenso verdor de sus gigantescos árboles abovedando el cielo africano, el púrpura brillante de sus majestuosas buganvillas…la visión de una selva tropical semejante a las venezolanas, colombianas o brasileñas…La tierra nos hermana.

Filmamos los cafetales abandonados. Enormes extensiones de tierra improductiva en un país donde el 50% de la población vive en umbrales de extrema pobreza.

El hundimiento de los precios del café provocado por el dumping salvaje que practican las multinacionales agroalimentarias ha condenado a la ruina a miles de pequeños productores. Ahora en Kenia se cultiva té, un mar verde y amargo, y flores de espectacular belleza pero los kenianos no beben té y dudo que puedan permitirse el lujo de un ramillete de aromáticos narcisos.

Constatamos que una vez más la soberanía alimentaria ha quedado arrasada por un modelo de desarrollo al servicio exclusivo del capital que ignora los principios fundacionales de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

A la mañana siguiente nos reunimos con Andrés Perelló, diputado socialista y amigo entrañable.

Ha llegado con una delegación de parlamentarios de las Cortes Valencianas, representantes de diversos partidos políticos: PP, IU y PSOE. Acudirán al Foro Parlamentario Mundial que se celebra esos días paralelamente al FSM. El huracán que asoló Europa les ha brindado un viaje accidentado.

Están cansados y sin maletas. Almorzamos todos juntos en su hotel. Los incidentes de su viaje se transforman en humor y anécdotas. Andrés nos cuenta con su habitual gracejo que después de treinta años de militancia pensó en que iba a morir en el aeropuerto de Ámsterdam (es la ruta que la compañía aérea KLM utiliza para llegar a Nairobi) sin haber disfrutado de Kenia, del sueño africano. Durante la sobremesa conocemos a Lhesan, nuestro guía keniano.

Lhesan es un Masai inmenso cuya espectacular sonrisa compite en grandeza con su corpulencia. Lhesan significa lluvia en suahili, la lengua oficial de Kenia, y realmente ha sido como agua bendita para su familia. Único varón entre seis hermanas nos relata la historia de su vida. Mucho antes de que Kenia y sus exóticos safaris se pusieran de moda en las rutas turísticas de las agencias de viajes y antes incluso de que las ONGS desplegaran su acción humanitaria en la zona, unos españoles viajaron al poblado Masai donde Lhesan nació y pasó su infancia. Se encandilaron con aquel niño de sonrisa infinita y ejercieron un apadrinamiento directo.

Le costearon sus estudios de secundaria y la universidad en Nairobi, después lo acogieron en Barcelona para que ampliase sus conocimientos y aprendiera español.

Es vivo y sagaz como una rapaz pero también tranquilo y hermoso como una de esas jirafas a contraluz de un atardecer delirantemente bello sobre la sabana africana que tenemos la suerte de filmar en el Nairobi National Park. Lhesan se gana bien la vida como guía turístico de grupos españoles y latinos.

Costea los estudios de tres de sus hermanas. Ellas también tendrán la oportunidad de una vida mejor gracias a Lhesan y a la solidaridad de unos españoles errantes que cambiaron hace muchos años el destino de un niño Masai. Lhesan es el exponente meridiano de que la educación es la mejor herramienta para luchar contra la pobreza en el mundo. El ha sabido mantener el equilibrio.

No reniega de su identidad tribal, ni de sus costumbres y espiritualidad. Le encanta regresar a su poblado y pasar largas temporadas con su familia siendo un auténtico guerrero Masai, libre en la intensa cosmogonía de la naturaleza africana.

19 de Enero 2007. Nairobi, Kenia.

El Foro Mundial de Pescadores ha celebrado unas jornadas de encuentro con pescadores artesanales de distintos países de la región: Tanzania, Senegal, El Chad, Congo, Burkina Faso…. Nos reunimos con ellos, Pedro Avendaño y Mario Ahumada (director y secretario técnico del Foro) han visitado con los pescadores los alrededores del lago Victoria.

El descarnado escenario de la espléndida película documental LA PESADILLA DE DARWIN. Cuando se introdujo masivamente la Perca del Nilo en el lago con vistas al negocio de la exportación a los países del este se produjo una catástrofe humanitaria en la zona. Las percas devoraron las especies autóctonas que tradicionalmente alimentaban a las comunidades de pescadores artesanales del lago. Como dice el profesor Pedro Arrojo (Nueva Cultura del Agua) “tras morir el pez comienza a morir el hombre”.
Una intérprete argentina, Eugenia Mahiques y un joven traductor español, Juan Pablo Ramos, facilitan el encuentro. Forman parte de Babels, red internacional de intérpretes y traductores voluntariosque cubre las necesidades en interpretación de los Foros Sociales. Entrevistamos a ambos.

Es patente su militancia y su contribución al fortalecimiento de los movimientos sociales. Ellos hacen posible que podamos entendernos…que un africano pueda expresarse en su lengua materna y su mensaje llegué intacto a nuestros corazones.

EL FORO SOCIAL MUNDIAL.

20 de Enero 2007.

Todos los Foros Sociales Mundiales arrancan con una marcha por la Paz y la Justicia Social. Es una mañana luminosa de enero en Nairobi. El itinerario se inicia en Kibera la mayor fabela de África. En estas chabolas malviven más de 800.000 personas.

Las organizaciones africanas ya están allí congregadas para liderar la manifestación. Se suele decir que África es un continente sin remedio del que han huido el futuro y la esperanza pero no es cierto. Podemos constatar que existe una sociedad civil articulada y comprometida y el vigor de sus movimientos sociales de base.

Me sorprende la abundancia de mujeres y niños. Madres que en sus espaldas enrollan en pañuelos multicolores a sus bebés acompañan la marcha. Mujeres orgullosas de su raza al frente de la movilización, exhibiendo sus camisetas verde esperanza donde puede leerse Another World is Possible, y niños de ojos inmensos y tristezas infinitas que te hablan de sus tragedias desde un silencio muy hondo. Niños esclavos, niños soldados, víctimas de explotación sexual y violencia, niños mutilados y abandonados. África es un continente de huérfanos….

Lo sabe bien el Dr. Vittorio Torres, pediatra de Médicos Sin Fronteras que dirige un hospital de niños huérfanos y enfermos de sida en una localidad rural cercana a Nairobi. Heredaron de sus padres muertos la enfermedad…una penosa muerte en vida.

La marcha es siempre para nosotros el momento de mayor plenitud de los Foros, el de mayor intensidad emocional. Entre miles de personas, sintiendo el flujo de una energía benigna y colectiva. Formando parte de un movimiento fuerte y luminoso que quiere cambiar el mundo. Recordé las palabras del obispo brasileño Dom Demetrio Valentini al abrir el Foro Mundial de las Migraciones de Rivas Vacía Madrid “La utopía es urgente y necesaria”.

En esta marcha, bajo un sol abrasador, retratando a las mujeres y los niños africanos me di cuenta de que ellos son las verdaderas flores de África.

El Foro se celebraba en el Moi International Sports Complex, un inmenso polideportivo a quince kilómetros del centro de Nairobi, una especie de villa olímpica africana. El lugar era perfecto para albergar a los 66.000 participantes inscritos en el evento. En las carpas blancas extendidas en los alrededores y en el gigantesco estadio se desarrollaban las múltiples conferencias, seminarios, talleres, encuentros, jornadas temáticas que desgranan y enfrentan los grandes desafíos de nuestro tiempo: la pobreza y el hambre, los derechos humanos, los recursos naturales, la salud, la educación, las migraciones, la dimensión de género, los problemas de la infancia, el cambio climático, la ciencia y la tecnología al servicio de la ética y el desarrollo, la democracia, la paz …y tantos otros temas que se me quedan en el tintero. Por ejemplo, la moneda telemática, la utopía (nuevamente) de un economista catalan visionario, Agustí Chalaux de Subirà. Vimos un entrañable documental del Centre d’Estudis Joan Bardina sobre su vida. Chalaux afirmaba que el amor en términos económicos genera la mayor plusvalía. Me conmovió está reflexión y su profundidad científica.

Un Foro es un hervidero de conocimiento e intercambio de ideas y experiencias, pero sobre todo es un estallido de humanidad en todas sus razas y expresiones.

En el Foro de Nairobi el ambiente era vibrante, colorido, alegre…Música en cada esquina, danzas africanas al ritmo del son ancestral de la percusión negra.

23 de enero 2007.

El día 23 de enero presentábamos nuestra actividad como organización, el CERAI (Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional), capitaneado por su Presidente, Vicent Garcés, estrenaba en el Foro de Nairobi nuestra serie LOS LATIDOS DE LA TIERRA. Proyectamos tres capítulos a un público de compañeros y amigos. Algunos de nuestros protagonistas: Alberto Broch, Pedro Avendaño, Mario Ahumada, Andrés Perelló nos arropaban con su cálida presencia.

Al finalizar la proyección se abrió el debate. Una espectadora vasca rompió el hielo. Dijo que necesitaba expresar sus emociones después de haber visto las películas…que suavemente le habían calado muy hondo… habló de espiritualidad y del alma de nuestro planeta…Escucharla, fue como una semilla fértil que daba sentido y raíces a nuestro trabajo. Descubrí que dos campesinas de Lesotho estaban en la sala. Habían venido a ver el documental GEA, LA DIOSA MADRE, a conocer a sus hermanas, campesinas pobres e indígenas de América Latina Compartían su misma lucha. El encuentro con estas mujeres será siempre una pequeña joya brillando en mi memoria.

Nairobi ha sido el foro de los niños…Estaban en todas partes creando una atmósfera de cascabeles y música. A veces sugerían una tristísima melodía que parecía llegar de las profundidades de la tierra.

Pudimos verlo en Korogocho, un slum de la periferia a 20 minutos caminando desde el Foro por vericuetos de tierra socavada donde habitan más de 120.000 personas. Una ONG keniana, de muchachos que consiguieron salir del suburbio y educarse, trabaja ahora en el poblado dignificando su escuela y las condiciones alimentarias de los niños. Nos guían en este viaje que para mi ya no tendrá retorno.

Korogocho se alza sobre un vertedero espeluznante, el olor a putrefacción nos alcanza un kilómetro antes de penetrar en sus calles. Las aguas fecales y los basureros delimitan el barrio.

Tanta miseria concentrada en tan poco infierno. Pienso en lo que no vemos…los enfermos, los ancianos…los mas desheredados de este averno. Porque lo que si vemos es un festival de niños que entonan a nuestro paso una sinfonía de bienvenida.

How are you? how are you? preguntan al unísono mientras siguen el rastro de la cámara como si de un flautista de Hamelin se tratara. Es prodigiosa en medio de este estercolero la pulcritud de sus peinados y de sus uniformes de colegio. La escuela no tiene luz y las aulas son cubículos de cuatro metros cuadrados.

Evidentemente no hay agua pero hay niños, muchos niños con derecho a una vida mejor. Por treseuros al mes podemos garantizar su educación hastalos dieciséis años. A quien pueda interesarle estas son las coordenadas: POBOX 268 KAPSABET. NANDI DISTRICT. KENYA.

Korogocho es un brutal y demoledor ejemplo de la miseria que el modelo de desarrollo actual, salvaje y deshumanizado, ha provocado. Nuestro propio retrato monstruoso. El cuadro maldito de Dorian Gray de nuestra civilización.

Los campesinos expulsados de su medio de vida engrosan los cinturones de pobreza de las grandes ciudades. Puedo apostar que hay ratas que viven con mayor opulencia en las alcantarillas de nuestro primer mundo.

A las cabañas bajé y a los palacios subí decía El Marqués de Santillana. Esa misma noche el embajador español en Kenia, Nicolás Martín Cinto, tuvo la gentileza de invitar a un ágape en su residencia a las delegaciones parlamentarias y a las ONGS que estábamos participando en el Foro. Pronto se abrirá una Oficina Técnica de Cooperación española en Nairobi. Una buena noticia para las organizaciones que trabajan en la zona y para impulsar el Plan África con el que nuestro Gobierno se ha comprometido en esta legislatura.

Fue una velada de encuentros…Carlos Marcilla, un sacerdote de la orden de la Anunciata, nos cuenta a Helena Berruezo, Félix Taberna (parlamentarios navarros) y a mi su trayectoria como misionero durante 12 años en Sudán y El Congo. Vio la muerte muy de cerca en sucesivas ocasiones pero nunca abandonó su puesto.

Muchas veces se olvida que existe otra iglesia…La de la Liberación y los misioneros que están junto a los pobres, los enfermos, los excluidos…La labor que estos hombres y mujeres desarrollan en los continentes olvidados, practicando el verdadero evangelio de Cristo, es digna de respeto y admiración.

KARATU.

En el precioso jardín de nuestro suelo patrio en Nairobi, bajo estrellas que titilaban como si recitasen a Neruda, se fraguó la segunda parte de nuestro viaje y de está crónica. Miguel Angel Fernández (coordinador de la secretaría federal de movimientos sociales y relaciones con ONG del PSOE), Pedro Zerolo y Pilar Estébanez (concejales del Ayuntamiento de Madrid) iban a visitar Karatu, una zona rural de Tanzania donde Médicos del Mundo desarrolla programas de prevención, diagnóstico y tratamiento del sida, el VIH, uno de los jinetes del Apocalipsis africano. Sin dudarlo, Vicent Garcés (nuestro director de contenidos de la serie) y yo nos enrolamos en la expedición.

Dicen que en la carretera, haciendo ruta, respirando paisajes y nubes, es cuando realmente conoces a las personas y te hermanas con ellas. Kilómetros y kilómetros por destartaladas carreteras, sintiendo que el tiempo se diluía en sentimientos y horizontes, los ocupantes de un viejo Land Rover supimos que habíamos conquistado el territorio de la amistad.

Pinchamos dos veces las ruedas del Jepp que nos trasladaba a nuestro destino. Road movie de emociones…Mientras Edwards, nuestro entrañable y eficaz cicerone solucionaba las contingencias automovilísticas, aparecían niños en las cunetas. Eran invisibles y de repente asomaban de entre las sombras de una majestuosa acacia estratégicamente aislada en la inmensidad de la sabana.

En el segundo pinchazo, tres niñas salieron a nuestro encuentro, las más pequeñas lucían una sonrisa limpia y soleada pero la mayor, ya adolescente, nos invadió con una mirada inquietante que transmitía un dolor ancestral y oscuro, una pena que anticipaba negras tormentas. Y así fue… se abrieron los cielos y un diluvio profundo descargó sus aguas sobre la tierra africana. Duró instantes que parecieron agujeros negros en el tiempo y después un sol dorado que recordaba al Dios Hermes en su carro de fuego, alumbró las altas y sagradas cumbres del monte Kilimanjaro.

Karatu es un paraíso y un laberinto de los sentidos. Pilar que durante muchos años trabajó en la región como médico cooperante, nos transmite y contagia que éste será uno de nuestros imprescindibles lugares en el mundo. Nunca olvidaremos Karatu…. por múltiples razones….

Temprano, a la mañana siguiente de nuestra llegada, visitamos el centro de Médicos Mundo en esta localidad rural. Conocemos a Manuel Galán (coordinador de área) y a Inés Zamanillo (médico cooperante) que llevan a cabo un programa de lucha contra el sida, insertado en el sistema sanitario de Tanzania. Nos hablan de su trabajo pero también de sus experiencias personales, de cómo África ha cambiado su visión del mundo y el sentido de sus existencias.

Han aprendido suahili y se han integrado plenamente en la vida de su comunidad. Desarrollan actividades culturales con muchachos voluntarios y han creado un centro de acogida de huérfanos portadores de la enfermedad. En los parterres de su casa, crecen exuberantes flores silvestres… siempre flores en nuestro camino. Pienso que Inés es como uno de esos lirios radiantemente amarillos que abren sus pétalos al atardecer africano.

Manuel es un árbol de raíces profundas. Ellos son los verdaderos artífices de la utopía.

Aprovechando la proximidad, también entrevistamos a nuestros compañeros de viaje. Pedro nos habla del sentido de los Foros Sociales, de su importancia, su indudable vigencia y de la necesidad de que los partidos políticos y los gobiernos se impregnen de sus mensajes y su espíritu. Pedro practica un socialismo emocional, de piel y cariño. Pilar hace magia con precisión de cirujana…es un auténtico torrente cuando habla de África… ”La salud ha sido la mayor catástrofe humanitaria del continente”. Nos explica la lucha sin cuartel que han mantenido por conseguir genéricos de los retrovirales y devolverle la esperanza a una población diezmada por el virus. De Miguel Ángel Fernández sólo puedo decir que ha sido un excelente productor y un extraordinario cómplice de viaje. Compartimos secretos africanos y momentos inolvidables.

Visitamos el Ngorongoro, onomatopeya que significa el tolon-tolon de los cencerros que los Masais colocan a sus ganados. Es un parque natural de deliciosa e inconmensurable belleza. El broche final de nuestro viaje…penetrando en un mundo perdido donde el corazón de la tierra late con misteriosa fortaleza. La “Tamaduni “(madre tierra en suahili) nos envuelve, somos parte de su energía milenaria entre elefantes majestuosos, leones adormilados, cebras juguetonas y una orquesta de hipopótamos que lanzando sus surtidores acuáticos al aire nos dan la bienvenida.

Nakupenda significa querer apasionadamente. Amar... Nakupenda África…Entre las praderas de este cráter cósmico que nos devuelve a la esencia de la vida podemos sentir profundamente que un mundo mejor es posible y necesario.

4 febrero 2007.
Sonia Llera.
Vicent Garcés.
marnilu.audiovisuales@gmail.com
www.cerai.es

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto