Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Por qué hacemos lo que hacemos. Jordi Griera.

Diari de Vilanova. Logotipo.Diari de Vilanova. Martes, 9 de agosto de 2016. Des del Campanar.

Jordi Griera Roig.Por qué hacemos lo que hacemos.
Jordi Griera.

Cocodrilos, lagartijas y serpientes tienen en común que van completamente a la suya. Nuestros antepasados se desmarcaron de ellos hace unos 230 millones de años, cuando unos reptiles inventaron lo de criar los huevos en la barriga, en vez de dejarlos abandonados en un rincón. Habían nacido los primeros mamíferos. Un huevo que el reptil abre desde dentro ya te dice su soledad en la vida, pero unas criaturas nacidas de una madre que cuida de todas, aprenden sin querer el principio básico de la sociedad: nos ayudamos unos a otros.

¿Por qué los políticos europeos dan la espalda a la buena gente que huye de una guerra? La solidaridad es precisamente lo que nos ha hecho más fuertes que los reptiles; ¿por qué tanta gente se comporta de forma reptiliana, ahora como en todas las épocas?

No habíamos aún entrado en este siglo cuando un servidor se hacía estas mismas preguntas y encontró la respuesta en el cerebro. La estructura pensante del mamífero, compleja e inteligente, es un añadido crecido encima del expeditivo cerebro de reptil. Entre una y otra se encuentra el tálamo, esencial para entender el comportamiento humano. El tálamo decide en una fracción de segundo si la situación en la que te encuentras la gestionará el cerebro inteligente o el reptiliano; normalmente pasa todas las informaciones directamente al cerebro superior vía los nervios aferentes, pero...

Pero si algo nos hace creer que estamos en peligro, es decir, si nos coge el miedo, el tálamo suelta un ácido gamma-amino-butírico, que deja aturdidos los nervios y por lo tanto el cerebro superior no se entera de qué está pasando: las decisiones las toma el reptil. El miedo nos hace ser inexorablemente reptilianos. Es fácil comprender que muchos gobiernos tienen interés en que la ciudadanía esté todo el día cagada de miedo; así rebajan nuestro nivel de inteligencia al de las lagartijas y hacen lo que quieren sin que nadie pie. Peligro nuclear, ántrax, yihad, gripe aviar, Zika, todo sirve para cerrar nuestra amorosa gente en un armario de miedo y estupidez, donde sólo caben tantos-por-ciento, odio, armas y desprecio.

El conmutador biológico bascula por el miedo o la confianza, por eso la transformación de la sociedad no se conseguirá nunca a través del odio y el miedo. Los que creen que es más de izquierdas quien tiene más odio a las derechas ya han hecho inviable el cambio automáticamente. Lo único verdaderamente de izquierdas es el amor, la solidaridad y la confianza. No tener ni miedo ni odio, eso sí que es revolucionario.

Jesse Owens, el mítico atleta afroamericano que ganó cuatro medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Berlín, había ganado los 100 metros lisos y tenía ganas de probar el salto de longitud; saltaba fuete pero resbalaba en el momento de saltar. El atleta alemán Luts Long, campeón de Europa, lo miraba y le recomendó que pusiera una toalla en el punto donde se salta. Dicho y hecho, Jesse ganó el oro olímpico y Luts (lo escribía Luz) corrió a abrazarlo, sin importarle no pasar de la medalla de plata. Todos los reptiles nazis se mordían las uñas, pero ¿se ha visto la foto de los dos amigos? ¿Qué tiene más valor que estas caras? ¿Quién tenía razón?

No es trata de un hecho histórico, va de lo que hacemos cada día con nuestra vida y de las palabras que salen de nuestra boca.

Dos mamíferos conversando animadamente. Foto: Bundesarchiv 183-G00627.
Dos mamíferos conversando animadamente. Foto: Bundesarchiv 183-G00627.


Enlace del artículo original en catalán:

http://www.ddc.cat/post/Jordi-Griera/Per-que-fem-el-que-fem/219

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto