Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Nuevos apartados:

Al servicio de este pueblo.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el diario Avui, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las Cortes Constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979, traducidos al castellano.

Diario de un senador.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el rotativo Mundo Diario, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las Cortes Constituyentes españolas, entre los años 1977 y 1979.

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

La reunificación catalana.

El Punt Avui. Logotipo.El Punt Avui+. Domingo, 25 de Noviembre de 2018, 2 hores.

Punt de vista. Opinió. Tribuna.

La reunificación catalana.
Dolors Marin Tuyà. Psicóloga.

«Los golpistas son quienes nos golpean cuando practicamos la democracia».

Dolors Marin Tuyà.Nos estamos reuniendo, reunificando, esto es lo que hacemos el pueblo catalán. Digámoslo claro. Nos cuesta decirlo por los golpes y los batacazos que hemos recibido y recibimos cuando osamos decirlo en voz alta y clara. Y los golpistas nos dicen que somos nosotros los golpistas. Nos estamos reunificando. Digámoslo ya. No somos los separatistas catalanes, somos reunificadores catalanes. Hemos resistido resilientemente. Recuperemos las palabras y no permitamos que nos tergiversen la realidad.

Ya no somos masa amorfa y vulnerable. Ya no lo somos desde que persona a persona, alma a alma, nos estamos uniendo. Aquí está nuestra vera fuerza que nos ha permitido hacer todo lo que culminó en el demótico Uno de Octubre. Es nuestra convicción, nuestra decisión y nuestra unión. Y he aquí, ahora somos, de hecho siempre lo hemos sido, alma colectiva que rehuye tanto como puede de las consignas totalitarias de la unidad del destino en lo universal. Sabemos que para no desaparecer tenemos que seguir el combate y hacerlo uniéndonos con ánimo de unión. Quizás nos hace repelús decir unión, condicionados como los perros de Paulov. Todavía tenemos esta palabra asociada a Duran y no decimos popular quizás porque es el nombre que se ha quedado y ha echado a perder un partido autoritario y violento contra el pueblo catalán, a pesar de ser recuperado con acierto por un partido formado más recientemente bautizado como antisistema por los partidos del sistema. Unión y popular son palabras que tenemos que ir recuperando e ir integrando por cuando decimos aquello que queremos decir, con precisión.

En el combate, la parte adversa nos asigna palabras totalitarias y nos denomina «golpistas», «separatistas», cuando lo que somos es verdaderamente «unionistas». No hacemos otra cosa que irnos uniendo con la esperanza de organizarnos y llegar a gobernarnos mejor. La unión del pueblo da miedo. Y da miedo no sólo al adversario, que en este caso no es nadie más que quién busca eliminarnos a pesar de que no puede. Y no puede porque, aunque no osemos decirlo, desde 2006 y 2010 y a partir de 2012 sobretodo, nos hemos conocido y nos hemos reconocido como un vero pueblo. Somos un pueblo muy vivo y, a pesar de que nos han querido quitar las palabras, no hemos desfallecido, hemos resistido y tenemos como norte la bella Unificación, la unión popular, el consenso.

En definitiva, recuperemos las palabras que todavía no son nuestras, las que ignoramos o las que nos da vergüenza usar. Sólo recuperándolas desnudaremos la coacción y desharemos la represión y la ignominia. No ensancharemos ninguna base siguiendo su violento juego mental y empleando sus palabras. No somos separatistas, no nos separamos de nadie, nosotros nos unimos... y lo hacemos a través del consenso, invitando a todo el mundo a hacer una sociedad para vivir mejor. Los golpistas son quienes nos golpean, físicamente y anímicamente, cuando practicamos la democracia y respetamos la fuerza del pueblo.

Enlace del artículo original en catalán:

http://www.elpuntavui.cat/opinio/article/8-articles/1508386-la-reunificacio-catalana.html

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto