Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Nuevo apartado:

Al servicio de este pueblo.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el diario Avui, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentrs españolas, entre los años 1977 y 1979, traducidos al castellano.

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Excedentes de producción y miseria en el Tercer Mundo.

Muchas veces se ha dicho que si los Estados con un alto nivel de producción aportasen sus excedentes a los Estados del Tercer Mundo, se acabaría la miseria en el planeta. El problema radica en cómo hacer una justa distribución de los excedentes entre la gente de los países pobres, sin que el mercado negro y la especulación estropeen esta distribución.

Un primer paso se basa en fomentar la existencia de excedentes de producción.

Dwight David Eisenhower.En los Estados Unidos se tomó una decisión equivocada de la mano del presidente Eisenhower. Ests presidente tenía por costumbre recibir sus informes en pequeñas hojas de un máximo de unos pocos párrafos de extensión, todo demasiado simplificado para hacerse una idea completa de los asuntos a tratar.

La alternativa a reducir la producción de maíz era, según los asesores de Eisenhower, almacenarlo en grandes depósitos.Su Estado se enfrentaba a un problema creciente de excedentes de maíz. Los asesores de Eisenhower escribieron a su presidente un informe según el cual, si se conservaban los excedentes de maíz, se había de construir unos grandes depósitos para almacenarlos. En cambio, la solución más económica era, según estos mismos asesores, pagar a los campesinos para que produjesen solamente una pequeña parte del maíz que eran capaces de producir, y dejasen el resto de la tierra yerma.

El presidente Eisenhower aceptó la propuesta de sus asesores en base a su informe. Y inmediatamente se inició un plan según el cual se pagaría a los campesinos estadounidenses para disminuir la producción.

Una de las consecuencias de este plan es que algunos de los enriquecidos y relativamente poco cultos campesinos norteamericanos se dedicaban, durante sus vacaciones, a hacer turismo sexual por los Estados del Sudeste asiático. Con sus dólares fomentaron la prostitución en toda esta zona.

Los «rodeos» se vieron estimulados por los empleados de los campesinos en paro.Otra consecuencia de este plan es que muchos empleados de estos campesinos estadounidenses pasaron al paro. Y se dedicaron a buscar faenas alternativas, como por ejemplo los «rodeos», del cual se nutre el turismo y el tipismo de las tierras del Medio Oeste.

El segundo paso es crear un sistema de distribución equitativa.

Nuestra propuesta consiste en estimular la existencia de excedentes de producción allá donde esta pueda ser alta.

Para distribuir estos excedentes de producción permanentemente en los Estados pobres, hace falta construir en estos redes telemáticas de compra, de uso obligatorio y gratuito, donde todos sus habitantes estarían sometidos a un censo riguroso.

Con una red telemática, se podrían repartir equitativamente los excedentes a los Estados pobres.Cada persona dispondria de una cuenta corriente y una tarjeta telemática intransferible vinculada a los movimientos de esta cuenta corriente. Cuando se produjesen los excedentes de maíz, por ejemplo, entonces se inventarían el dinero necesario para adquirirlos y se distribuiría este dinero equitativamente entre todas las personas del censo.

Con este sistema se crearían redes de distribución de excedentes desde los Estados con más alto nivel de producción hacia los Estados con una miseria más extendida. Los productores, además, ganarían dinero haciendo su trabajo y dando puestos de trabajo a sus subalternos. Los especuladores del mercado negro tendrían pocas posibilidades de desviar los excedentes hacia sus redes ilegales de distribución. Además, una revolución telemática se extendería entre los Estados del Tercer Mundo, haciendo más posible un comercio justo y responsable.

Barcelona, a martes 31 de agosto de 1999.
Agustí Chalaux de Subirà.
Brauli Tamarit Tamarit.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto