Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Nuevo apartado:

Al servicio de este pueblo.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el diario Avui, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentrs españolas, entre los años 1977 y 1979, traducidos al castellano.

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

¿Has oído nunca hablar de Curitiba?

15 de julio del 2001.
¿Has oído nunca hablar de Curitiba?
Dario Fo y Franca Rame News...
El C@C@O de la domenica de Dario Fo, Franca Rame y Jacopo Fo.

No, tampoco nosotros conocimos esta historia hasta hace una semana. La hemos descubierto leyendo «Capitalismo natural» de Paul Hawken, Amory y Hunter Lovins. Es realmente increíble que no sepa nada porque Curitiba es una de las más grandes experiencias de cambio social que haya sido realizada nunca.

Curitiba no es una pequeña comunidad alternativa. Es una ciudad de casi 2 millones y medio de habitantes (ver sitio «web»). Se encuentra en el sur del Brasil. No se trata tampoco de una historia nueva: Funciona desde hace 30 años. En el 1971, en plena dictadura fascista, una serie de casualidades les llevaron a la designación de Jaime Lerner (ver sitio «web») como a alcalde de la ciudad. Lo eligieron porque era un inofensivo experto de arquitectura. Un treinta y tres añero que no se lió nunca políticamente y que pareció el ideal para poner de acuerdo los muchas facciones al poder.

Jaime Lerner se puso un poco a organizarse y luego en el 1972 decidió crear la primera isla peatonal del mundo. Lerner sabía que tenía en contra a buena parte de la ciudad. Los comerciantes estaban aterrorizados por la idea que sus negocios fueran perjudicados por la prohibición de acceso al centro de los coches. Y los automovilistas odiaban la idea de tener que ir andando al centro. Los adversarios dicen que tuvo miedo que su iniciativa fuera parada por un requerimiento judicial. El hecho es que los trabajos se iniciaron justo un viernes, una hora después del cierre del tribunal. Una horda de obreros invadió el centro de la ciudad y empezaron a arreglar farolas y macetas, repavimentaron las calles y cavaron bancales plantando arboles. Trabajaron ininterrumpidamente durante 48 horas. Cuando el primer contingente cayó exhausto fue reemplazado por uno segundo batallón de obreros y fueron así sucesivamente. El lunes por la mañana cuando el tribunal reabrió los trabajos estaban acabados. Creemos que en la historia del mundo ninguna obra pública fue realizada nunca tan velozmente.

Jaime Lerner.
Jaime Lerner.

Los ciudadanos de Curitiba se quedaron con la boca abierta. Millares de plantas florales fueron plantadas. Una cosa nunca vista. Y la población empezó a arrancar todas las flores para llevárselas a casa. Pero Lerner lo previó y ya tenía listos equipos de jardineros que reemplazaron enseguida las plantas. Duró unos días pero al final los ciudadanos pararon de robar las flores. Luego los comerciantes se asombraban porque se percataron que el centro ciudadano transformado en un cuarto de estar excitó las ventas. Y cuando el sábado siguiente un cortejo de coches del Automóvil-club intentó invadir la isla peatonal se encontró en la imposibilidad de hacerlo porque millares de niños estaban pintando grandes tiras de papel que cubrieron buena parte de la pavimentación. Desde entonces todos los sábados los niños de la ciudad se encuentran en la isla peatonal a cubrir de dibujos maravillosos enormes rollos de papel extendido por tierra.

Vista de Curitiba.
Vista de Curitiba.

La segunda operación de Lerner fue crear un sistema de transportes revolucionarios con calles principales reservadas a los autobuses y pendientes especiales cubiertas (de tubos transparentes) que ponían la acera al mismo plano de los transportes públicos, permitiendo a los pasajeros subir al autobús sin subir peldaños y por lo tanto más rápidamente. Estos tramos daban la posibilidad también de acceder a los transportes públicos a los usuarios de cochecito a ruedas. Particular atención fue dada a los enlaces con los barrios pobres de la ciudad, fueron adquiridos autobuses compuestos de 3 vagones, con puertas más grandes que se abrieron en correspondencia de las puertas corredizas de los tramos cubiertos. Para cortar los costes y los tiempos los taquilleros también fueron abolidos y se decidió confiar en el hecho de que si los transportes funcionan realmente bien el ciudadano paga el billete de buena gana. Gracias a estas innovaciones los tiempos de recorrido de los autobuses de Curitiba son 3 veces más veloces y transportan en una hora 3 veces el número de los pasajeros, con una relación, entre el dinero invertido y los pasajeros, superior al 69%. Prácticamente crearon un extraordinario metro a cielo abierto.

Autobús turístico de Curitiba.
Autobús turístico de Curitiba.

Las autovías de Curitiba transportan 20 mil pasajeros por hora (más de cuántos viajan sobre los medios públicos de Nueva York). Los autobuses recorren cada día una distancia igual a 9 veces la vuelta del mundo. Río tiene un metro que transporta un cuarto de pasajeros y cuesta 200 veces más.

Gracias a esta gestión cautelosa de los costes las líneas de transporte se autofinancian solo con el coste de los billetes (unas mil liras), amortizan los costes medios de un parque que cuesta 45 millones de dólares, ofrecen beneficios a las 10 empresas que tienen en contrata el servicio y recompensan el capital invertido con una tasa de provecho del 12% anual. La autorización concedida a los gestores del servicio es revocable al instante.

Los bancos, reacios a colaborar con otras administraciones locales están bien disponibles a prestar dinero al ayuntamiento de Curitiba. Los transportes son tan eficientes que en el 1991 un cuarto de los automovilistas de la ciudad renunció a poseer un coche y que el 28% de los pasajeros incluso poseyendo un coche prefirió no usarlo. Y esto a pesar de que el tráfico sea muy fluido y los atascos desconocidos.

Entrada lateral del mercado municipal de Curitiba.
Entrada lateral del mercado municipal de Curitiba.

A este rechazo en masa del coche también contribuyen 160 kilómetros de carriles de bicicleta. Iniciar la reforma de la ciudad de los transportes por Lerner fue fundamental porque él teoriza que nada influencia más rápidamente la conciencia de los ciudadanos que la eficiencia de los medios públicos.

Pero la reforma no se ha parado a los transportes. El problema del chabolismo y la miseria ha sido afrontado encontrando sistemas simples capaces de ofrecer a largo plazo efectos positivos inmediatos y un cambio radical de la cultura. Es la fantasía de las soluciones lo que asombra más. Parecen locas pero contienen una eficiencia enorme. Hay servicios de distribución cotidiana de comidas gratuitas. 14 mil casas populares han sido construidas. Pero se ha procedido también a la distribución de pequeños trozos de tierra para huertos y para construir casas. Los materiales de construcción se adquieren con una financiación municipal a largo plazo recompensada con plazos mensuales parecidos al coste de 2 paquetes de cigarrillos. Cada nueva casa recibe luego en regalo del ayuntamiento un árbol de fruta y uno ornamental. El ayuntamiento también ofrece una hora de consultoría de un arquitecto que ayuda las familias a construirse casas más confortables y armoniosas. Los barrios pobres en Curitiba son los más bellos del mundo.

Existe un servicio de furgones que dan una vuelta por la ciudad intercambiando 2 quilos de basura subdivididos (recogida selectiva) por un bono de compra que permite adquirir un kilogramo de comida (o bien cuadernos, libros o billetes por los autobuses). Así el 96% de la basura de la ciudad es recogida y reciclada. Lo que ha permitido ahorrar millones de dólares para construir y administrar un vertedero. Por la limpieza de la ciudad y una mejor alimentación de la población pobre se ha conseguido una neta mejoría de la salud.

La tasa de mortalidad infantil es un tercio con respecto de la media nacional. Hay 36 hospitales con 4500 camas, medicinas gratuitas y asistencia médica distribuida por todo el territorio. Hay 24 líneas telefónicas a disposición de los ciudadanos para informaciones de todo tipo. Una de estas líneas provee a los ciudadanos más pobres los precios corrientes de 222 productos de base. De este modo se les garantiza a los consumidores de no caer víctimas de comerciantes deshonestos.

También hay 30 bibliotecas de barrio con 7 mil volúmenes cada una. Se llaman «Faros del saber» y son casitas prefabricadas y dotadas de un tubo a tiras blancas y rojas de 15 metros de altura. Sobre la cumbre de la torre hay una burbuja de vidrio desde la que un policía controla que niños y ancianos puedan ir a biblioteca tranquilamente. Hay 20 teatros, 74 museos y centros culturales y todas las 120 escuelas de la ciudad ofrecen cursos nocturnos.

Se organizan cursos de formación profesional para 10 mil personas al año. El «Teléfono de la solidaridad» sirve para recoger electrodomésticos y muebles usados que los arreglan los aprendices artesanos y se revenden a bajo precio en los mercados o se regalan.

Gracias al microcrédito una vez aprendida una profesión los jóvenes pueden establecerse. También se ayudan los que quieren llegar a ser comerciantes ambulantes con la concesión de autorizaciones al comercio facilitado. Y es precisamente la lógica con la que se enfrentan los problemas lo que es diferente. Por ejemplo las acciones de un grupo de jóvenes gamberros que arrancaron flores del huerto botánico fueron interpretados como una solicitud de ayuda y los chicos fueron asumidos como adjuntos jardineros.

Otra gran iniciativa de Lerner ha sido crear decenas de parques dotados de pequeños lagos y de plantar árboles por todas partes. Curitiba es la ciudad más verde del mundo. En fin, un paraíso con el 96% de alfabetización (en el 96). Los habitantes que tienen un título de estudio superior son el 83%. La ciudad tiene un tercio menos de pobres que el resto del Brasil y la vida mediana llega a 72 años, a grosso modo como en los EE.UU. pero con una renta per capita que llega solo al 27% de la de los Estados Unidos. Entonces, para ser una ciudad del tercer mundo no está mal...

A este punto pero hay que preguntarse porque la experiencia de Curitiba no es conocida en Italia. Hemos hecho una búsqueda y nos han dicho que hace años la revista «Nuova Ecologia» publicó un largo artículo sobre este milagro de la honestidad creativa. Y también el «Espresso» habló de ello. ¿Entonces como ha sucedido que Curitiba no se ha convertido en un ejemplo a imitar? ¿Por qué no se han convertido estas técnicas ingeniosas y entusiasmantes en el caballo de batalla de nuestra izquierda? ¿Qué tienen nuestros políticos? ¿Están desprovistos de sentido práctico? ¿Se han enfermado de seriedad? ¿Ya no saben soñar?

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto