Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Nuevo apartado:

Al servicio de este pueblo.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el diario Avui, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentrs españolas, entre los años 1977 y 1979, traducidos al castellano.

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Alternativa a la actual situación de las drogas.

Las drogas comportan varios problemas: enfermedad de sus consumidores, mafias que trafican en el mercado negro, adulteración de los productos y carencia de garantías sanitarias, encarecimiento que obliga a los consumidores a delinquir o a prostituirse, persecución policial y jurídica del tráfico ilícito, encarcelamiento de los traficantes y consumidores con la consiguiente marginación social, etc.

La experiencia demuestra que la prohibición de una droga comporta inconvenientes mayores que una regulación no prohibitiva, a pesar de ser conscientes de los problemas inherentes de un consumo permitido, que hemos de tener en cuenta.

Una posible solución consiste en que los establecimientos farmacéuticos proporcionen gratuitamente un máximo de una dosis de droga diaria para cada persona que la quiera consumir, dentro de un abanico de productos amplio. Las dosis serán puras y no contendrán adulteraciones.

Requisito necesario es que la persona candidata a consumir la dosis de droga la tome dentro del mismo establecimiento farmacéutico, o en otro establecimiento habilitado para este objetivo.

La identificación del consumidor ha de ser rigurosa, para evitar que una misma persona tome varias dosis acreditándose como personas diferentes, mediante elementos como una tarjeta telemática personal, combinados con el timbre de voz, la imagen de la retina de un ojo, las huellas dactilares o cualquier otro procedimiento de identificación o combinación de varios de estos procedimientos.

En caso que un consumidor de droga enferme, debido al uso continuado de estas substancias y de acuerdo con la apreciación de un terapeuta, podrá ser ingresado en un centro sanitario. En este centro sanitario, el drogadicto tentrá derecho, si quiere, a un máximo de media dosis diaria y gratuita de droga.

Con esta medida se alcanzarán varios objetivos:

  • La eliminación de las mafias de tráfico ilegal de droga.
  • Supresión de la adulteración de las drogas y las consecuentes intoxicaciones.
  • Disminuir o evitar muertes por sobredosis.
  • Supresión del atractivo que supone, especialmente para los jóvenes, el consumo de substancias prohibidas.
  • No necesidad de delinquir o prostituirse de sus consumidores.
  • Una menor necesidad de ocultar la condición de los drogadictos.
  • Un cierto autocontrol de los consumidores, que posiblemente no querrán perder su derecho a la mitad de la dosis diaria por enfermedad.
  • Mayores oportunidades de rehabilitación, tanto médica como social.
  • Disminución de los gastos de los organismos oficiales en el ámbito policial, judicial y penitenciario.

Centro de Estudios Joan Bardina.
Domingo, 1 de julio del 2001.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto