Català | Castellano | English | Français | Deutsch | Italiano | Galego | Esperanto
En aquest lloc «web» trobareu propostes per fer front a problemes econòmics que esdevenen en tots els estats del món: manca d'informació sobre el mercat, suborns, corrupció, misèria, carències pressupostàries, abús de poder, etc.
Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Lista de correo | Contactos-e-mail | Blog

Nuevo apartado:

Al servicio de este pueblo.
Lluís Maria Xirinacs.
Artículos publicados en el diario Avui, cuando Lluís Maria Xirinacs era senador independiente en las cortes constituyentrs españolas, entre los años 1977 y 1979, traducidos al castellano.

Publicaciones:

Pequeña historia de la moneda.
Agustí Chalaux de Subirà, Brauli Tamarit Tamarit.

El capitalismo comunitario.
Agustí Chalaux de Subirà.

Un instrumento para construir la paz.
Agustí Chalaux de Subirà.

Leyendas semíticas sobre la banca.
Agustí Chalaux de Subirà.

Ensayo sobre Moneda, Mercado y Sociedad.
Magdalena Grau Figueras,
Agustí Chalaux de Subirà.

El poder del dinero.
Martí Olivella.

Introducción al Sistema General.
Magdalena Grau,
Agustí Chalaux.

Protección de las especies animales depredadoras.

Una vez, el parlamento de Canadá decidió aprobar una ley para la eliminación total de los lobos en su país.

El gobierno canadiense, antes de aplicar esta ley, quiso saber la opinión de los indígenas indios y esquimales y llamó a un jefe de la policía montada para poder contactar con sus representantes.

Este oficial convino un día para encontrarse en un lugar. Llegó a aquel lugar y vio que, donde el quería poner la tienda de campaña, había un camino de lobos. De una manera deliberada y provocativa puso su tienda en el camino de los lobos.

Cuando llegaron los lobos, el lobo dominante se lo pensó y se sentó. Al cabo de un cierto tiempo, decidió de dar la vuelta a la tienda de campaña.

El oficial, en su tienda, y la manada vivieron en paz y tranquilidad.

Llegó un momento que a este oficial se le acabaron las provisiones, y el no llevaba armas. Pero vió que una loba, a veces, cogía alguna cosa y se la comía. El oficial se dió cuenta que aquello que cogía la loba eran ratones y decidió cazar y comer ratones.

Cuando llegó su primer invitado, que era el indio, éste le hizo una reprimenda porque decía que comer ratones disminuía la virilidad de quien lo hacía y le dijo que no hacía falta que los cazase porque el llevaba comida para los dos.

Entonces empezaron a hablar de los llobos. El oficial le explicó el porqué el gobierno canadiense le había enviado, a resultas de la nueva ley, y el indio le respodió que no matasen los lobos, porque los indios los necesitan.

El oficial le preguntó porqué, y el indio le contestó que al dia siguiente vería como se comportaban los lobos y que el mismo sacaría las consecuencias.

El indio y el oficial canadiense observaban los lobos y los caribús.Al día siguiente fueron los dos a una pequeña montaña que dominaba una valle repleta de caribús, que son unos ciervos muy pequeños. Frente de donde ellos estaban había una manada de lobos, con un lobo dominante y varios lobeznos.

Durante todo el día no hicieron otra cosa que bostezar, dormir y jugar entre ellos. Cuando vino el momento en que la manada de caribús se fuese, como siempre lo hacen, salieron disparados. Las manadas de caribús suelen ser de unos cuantos miles de cabezas y, para irse, necesitan un poco de tiempo.

Cuando los caribús comenzaron a huir, los lobos se despertaron y siguieron las incidencias de la huída de los caribús con mucha atención. Cuando la huída ya estaba al final, los lobos se lanzaron encima de los caribús que no podían correr como la manada y los masacraron.

Fue entonces que el indio dijo al oficial: «-¿lo ves?. Los lobos son nuestros veterinarios y solamente atacan los enfermos, los inválidos, los que no podían seguir el rebaño. De esta manera, estamos seguros que, al matar un caribú de un rebaño cualquiera, comemos carne muy buena y no carne de caribús enfermos o poco alimentados por invalidez. Así es que no matéis los lobos, porque nosotros los necesitamos-».

Al cabo de unos pocos días, vino el esquimal y le dijo lo mismo.

Debido al resultado de esta encuesta del oficial canadiense, el gobierno hizo entender al Parlamento de cambiar esta ley, pero en el sentido que querían las tribus que vivían de la caza, en los inmensos pastizales del Canadá nórdico, evitando que se matasen sistemáticamente los lobos.

Este es un caso típico de donde lleva la persecución sistemática de los lobos en un país en que se los quiere proteger contra el parecer de los ganaderos autóctonos.


En una montaña de Galicia, los protectores de los animales salvajes, entre éstos los lobos, dijeron a los ganaderos que pagarían por cada animal de pastizal matado por los lobos.

Pero no tuvieron suficiente, y convencieron a un ganadero de cerrar su rebaño durante la noche dentro de una cerca de paredes muy altas.

Se encontraron con una decepción previsible: un lobo saltó la pared muy alta de la cerca, pero no mató solamente una oveja, que sabía que no podría sacarla del cercado. Entonces, utilizando su inteligencia, masacró más ovejas de las necesarias para hacer un plano inclinado en el interior de la cerca y otro fuera de la cerca, y así toda la lobada pudo entrar a comer lo que quisieran.

Barcelona, a martes 2 de noviembre del 1999.
Agustí Chalaux de Subirà.
Brauli Tamarit Tamarit.

Portada | ¿Quiénes somos? | Enlaces | Agenda | Actividades realizadas | Contacto